BLOG ASHA-KIRAN

Te mantenemos Informad@

btrhdr

Entrevista a Betiana Maggio, Directora de Asha-Kiran

Betiana Maggio, Directora de Asha-Kiran: “La educación es una barrera para evitar los matrimonios infantiles y tiene, a la vez, un potencial increíble para la lucha contra la pobreza”.

 

Entrevistamos a Betiana Maggio, directora de Asha-Kiran para profundizar más en el aumento de los matrimonios infantiles en India desde que llegó la COVID19.

 

¿Por qué están aumentando los matrimonios infantiles en La India?

 

Las niñas indias siguen siendo consideradas como una carga para las familias y el pago de la dote para el matrimonio es una de las causas. A pesar de que esta costumbre fue prohibida en el año 1961 continúa muy generalizada.  Además, las niñas son tratadas peor que sus hermanos varones y reciben una parte menor de los recursos disponibles de la familia: sufren mayores índices de desnutrición, tienen menos acceso a la educación y a la salud. Antes de la pandemia de la COVID se había mantenido un buen progreso en la lucha contra los matrimonios infantiles, pero el confinamiento, el cierre de las escuelas y los efectos devastadores de la pandemia para la economía de las familias amenazan nuevamente todo lo construido durante estos últimos años.

¿Puedes explicar cómo está relacionada la educación y la permanencia de las niñas en la escuela con evitar el matrimonio infantil?

 

La combinación entre la pobreza y la opresión de las mujeres hace que muchas familias consideren que es preferible que sus hijas se conviertan en esposas y madres en lugar de tener acceso a la educación. La educación implica también una carga para la familia, no solo por los gastos que supone sino porque a la niña que estudia se le dificulta cumplir con ciertas tareas propias del trabajo doméstico no remunerado e invisiblizado como una forma de trabajo infantil como es el cuidado de hermanos menores, para que su padre y su madre puedan salir a trabajar.

Si una familia tiene algún dinero para pagar una matrícula escolar, libros o uniformes lo más probable es que vaya para la educación de los hermanos varones y no para la niña.

La educación es una barrera para evitar los matrimonios infantiles y tiene, a la vez, un potencial increíble para la lucha contra la pobreza y para impulsar el crecimiento económico de la familia y la comunidad.

Son las dos caras de una misma moneda: el matrimonio en las niñas es una de las principales causas de abandono escolar y, al mismo tiempo, si las niñas permanecen fuera del sistema educativo corren un alto riesgo de ser víctimas de matrimonios forzados.

 

¿Cuál es el perfil de una niña con peligro de ser casada a una edad prematura?

 

El matrimonio infantil afecta en su gran mayoría a las niñas en situación de pobreza, por lo tanto, se podría decir que es una conjunción entre la opresión por ser mujer y por su clase social, mezcladas con tradición, historia y cultura.

En India hay leyes para evitar el matrimonio infantil como la Ley de Prohibición del Matrimonio Infantil desde el año 2006, pero se utilizan técnicas para que se haga la “vista gorda” y la comunidad y las familias son cómplices. Hay regiones en las que las bodas de menores se realizan de madrugada y las novias son añadidas a las ceremonias en algún momento de la noche. Las bodas de este tipo son más comunes en zonas rurales en las que más del 50% de las niñas se casa antes de los 18 años de edad.

En las zonas rurales más pobres se dificulta aún más la escolarización, ya que los sistemas escolares rurales suelen tener mal acceso y las escuelas cercanas son solo de nivel primaria. Los autobuses son lugares muy poco seguros para las niñas y las familias prefieren “protegerlas” y que no vayan al colegio a que corran riesgos. Los matrimonios infantiles también justifican como una forma de proteger a las niñas contra la violencia sexual aunque lo cierto es que el matrimonio a edad temprana provoca que las niñas experimenten niveles elevados de violencia sexual, física y emocional por parte de su pareja.

 

¿Cuáles son las consecuencias del matrimonio infantil?

 

Para empezar es necesario indicar que los matrimonios infantiles vulneran gravemente los derechos humanos.

El matrimonio afecta la vida de las niñas de muchas formas. En cuanto a su salud, tienen más riesgos de sufrir infecciones de transmisión sexual y una baja salud sexual y reproductiva. La sexualidad y la salud femenina son temas tabú en India, por lo cual estarán expuestas a situaciones que desconocen y que suponen un peligro para ellas. Las niñas que se casan a edad precoz tienen más probabilidades de sufrir violencia física y sexual y abusos de todo tipo.

Los embarazos precoces son una de las consecuencias más peligrosas del matrimonio infantil, ya que tanto la madre como el bebé tienen mayores riesgos de vida, con más probabilidades de sufrir desnutrición, bajo peso o problemas de desarrollo. Las complicaciones en el embarazo y en el parto son una de las causas más comunes de muertes de mujeres de entre 15 y 18 años.

El matrimonio infantil tiene consecuencias físicas y emocionales para las niñas además de sociales y económicas. Las niñas casadas a edad temprana abandonan la escuela y estarán relegadas al espacio privado de la familia, trabajo doméstico no remunerado y cuidados. La reproducción de todo el sistema económico y social se basa en este modelo de familia patriarcal en la que la mujer tiene una posición de subordinación y, por eso, también, es tan difícil de cambiar.

 


¿Qué está haciendo Asha-Kiran para evitar esto?

En Asha-Kiran creemos que para que los cambios sean a largo plazo y para que se transforme la situación de las niñas en la sociedad, es necesario que permanezcan en el sistema educativo. Para esto, es fundamental trabajar con las familias para que puedan encontrar en este esfuerzo los beneficios que podría reportar para ellas y sus hijas seguir estudiando y tener mayores oportunidades en el futuro.

Garantizar su protección, el derecho a decidir y el acceso a la educación es fundamental para luchar contra la desigualdad y para mejorar su situación socioeconómica, lo cual reporta un beneficio directo a su familia y su comunidad.

En cuanto a la educación, no solo es importante que se matriculen en la escuela sino que se mantengan dentro del sistema educativo. Conocemos bien a las comunidades con las que trabajamos y las personas trabajadoras de Asha-Kiran y New Vision, nuestro socio local, trabajan de forma cercana y generan una relación de confianza fundamental para lograr resultados.

Cuando las situaciones son extremas y a pesar de los esfuerzos previos las familias intentan realizar bodas infantiles, nuestro equipo acude en coordinación con la policía para pararlas. Muchas veces son las propias niñas las que acuden a las personas de Asha-Kiran y New Vision para dar la voz de alarma y avisarnos que su familia quiere casarlas. Durante el año 2020 paramos 5 matrimonios infantiles de esta forma. Luego se sigue trabajando con las familias y las niñas para lograr cambios reales a futuro.

 

¿Cómo animas a las personas solidarias a colaborar para parar el matrimonio infantil?

 

Creo que la gente entiende perfectamente la vulneración a los derechos humanos que suponen los matrimonios infantiles y la responsabilidad de todas las personas en denunciar cuando estas prácticas siguen sucediendo. La pandemia ha empeorado mucho la situación y nos está enfrentando a un grave retroceso de años de trabajo. Las familias no tienen recursos suficientes para subsistir y, en estas situaciones de crisis humanitarias no se puede pensar en el futuro porque no se tiene ni para vivir al día. Para que podamos luchar contra los matrimonios infantiles y para garantizar los derechos de la infancia es fundamental estar en las comunidades y contar con recursos humanos y materiales suficientes para que los niños y las niñas puedan permanecer en la escuela, que podamos crear conciencia y cambios a largo plazo. Necesitamos maestras que estén cerca de las niñas y que las apoyen y motiven. Necesitamos profesionales que estén en terreno y acompañen a las comunidades más pobres. El matrimonio infantil tiene múltiples causas y se necesitan acciones integrales que nos impliquen a todas las personas. Si no hacemos nada, en 5 años más de 60 millones de niñas serán obligadas a casarse. Durante el tiempo en el que estáis leyendo esta entrevista más de 100 niñas están siendo obligadas a casarse en India, 100 niñas que están perdiendo su infancia y su educación y, por lo tanto, también perderán su futuro.

Tú también puedes ahora ayudar a que más niñas puedan seguir estudiando, desde 12 euros al mes lo haces posible. 

Dona ahora y ayuda a que una niña india tenga un futuro mejor.

 

Ellas te necesitan.